Inspección de redes

Si no quiere tener males mayores es importante hacer cada cierto tiempo una inspección de redes, esto ayudará a una rápida detección de averías, como atranques o fugas.

Tenemos una avanzada tecnología que hará que el trabajo sea más efectivo. Nuestras cámaras de televisión podrán ayudarnos a encontrar donde está el problema con rapidez y sin necesidad de hacer agujeros en paredes o suelos.

También podremos, según el tipo de avería, reparar fisuras en desagües, alcantarillas y tuberías con materiales de resina y poliésteres sin necesidad de realizar obra y de una forma segura que evite posible problemas con el tiempo.

Con esta opción ahorrará tiempo y dinero, ya que evitará posibles averías mayores.

Podemos dividir los aparatos de inspección de redes en 3 tipos:

-Dispositivos para la detección de arquetas ocultas por radiofrecuencia.

-Localizadores de fugas: correladores y geófonos.

-Localizadores versátiles. En este apartado, cabrían las cámaras de TV, perfectamente válidas para la detección de atascos y variados problemas.

Las cámaras que son utilizadas resultan ser varias. Si es necesario reconocer pequeños conductos, se utilizan las microcámaras. De este modo, pueden llegar a ser reconocidos detalles por pequeños que sean. Uno de los sentidos de los aparatos de inspección de redes es evitar zanjas, y esto es precisamente lo que permiten las cámaras y microcámaras. Detectarán atascos, pero también averías y defectuosos montajes en el interior de las redes.

Por su parte, los correladores y geófonos se dedican a la localización de fugas de agua.

Estos son de los problemas más graves que pueden afectar a los edificios en cuanto a sus infraestructuras, ya que las fugas de agua que no son advertidas, son capaces de causar grandes y graves problemas.

En particular, algunas fugas ocultas van carcomiendo todo lo que tienen alrededor, propiciando que los elementos arquitectónicos se vean resentidos. También tirar el agua supone un impacto sobre el medio ambiente, y, por supuesto, en la factura del agua.

Hay veces en que determinados paramentos presentan manchas de humedad, algo que los dueños quizá achaquen a un mal estado de las paredes cuando en realidad lo que ocurre es una fuga oculta.

Las arquetas ocultas también están lejos de la vista de usuarios y operarios, por eso estos últimos han de utilizar bastones de radiofrecuencia. Sirviéndose de estos dispositivos, los trabajadores solamente deberán realizar un pequeño hueco para intervenir la arqueta localizada.

Pregunte con confianza por cualquier otro tipo de trabajo relacionado con inspección de redes hidráulicas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE